lunes, 6 de febrero de 2012

Lo que quiero contigo no lo quiero con nadie.

Hola amigo, solo quería decirte todo eso que ya sabes o deberías saber, por esos pequeños detalles. Solo quiero decirte que no se muy bien lo que me pasa contigo, no me suele costar tanto tirarme de cabeza a la piscina sin pensar lo que pueda pasar después. Por eso he llegado a la conclusión de que eres diferente, te sales de mis esquemas, de todo lo que haya podido soñar hasta ahora. Es tu sonrisa, o esa manera tan peculiar de hablar. Será tu manera de vestir, o forma de mirar. Tu forma de ver la vida, tus ojos, tu cuerpo, tus gustos, tus manos, tus abrazos, tus conversaciones...O simplemente el pensar que no sientes lo mismo por mí.
No quiero que me digas nada. Solo quiero que si en algún caso sientes algo, lo más mínimo fuera de una amistad  por mí, que no digas nada. Solo quiero que me lo demuestres, que quedes conmigo, tomemos un café, nos riamos y hagamos lo que queramos esa tarde. Que nos sentemos en cualquier sitio alejado y nos quedemos sin conversación, me mires, que yo me ponga nerviosa, te mire poniendo mi mano en tu hombro y me beses. Un beso que no pueda comparar con ningún otro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada